Enero
03
2009
Educación islámica – Los caminos de la cercanía y las señales de aceptación - Lección (01-70): Una introducción sobre el comportamiento del Profeta.
Última actualización:2013-06-24
Visitas:1927
Send To A Friend
Send copy to myself
* All Fields Required
Las alabanzas a Allah, Señor de los mundos; y la paz y las bendiciones de Allah sean sobre nuestro Profeta Muhammad, quien creyó en la promesa de Allah y es el digno de confianza. ¡Oh Allah! Sabemos solamente lo que tú nos has enseñado; eres el Omnisciente y el Sapientísimo, ¡Oh Allah! Enséñanos lo que nos sea útil, y ayúdanos a sacar provecho de lo que nos has enseñado; concédenos más sabiduría; revélanos la verdad, y ayúdanos a salvaguardarla; revélanos la maldad y ayúdanos a evitarla. Conviértenos en personas que apliquen lo mejor de Tus enseñanzas, y admítenos por tu misericordia en la compañía de tus nobles siervos.

 

Los nombres más bellos de Allah, Todopoderoso, definen Su identidad:

 Queridos hermanos, aquí tenéis una introducción de un nuevo programa titulado: " Los caminos de la cercanía y las señales de aceptación". Este programa se deriva de la aleya:

(Di: No soy más que un ser humano como vosotros, me ha sido inspirado…)

Sura de La caverna, 110.

 Como si Allah, Todopoderoso, estuviera resumiendo la Revelación.

(Di: No soy más que un ser humano como vosotros, me ha sido inspirado que vuestro Dios es un Dios Único…)

Sura de La caverna, 110.

 Esta es la unidad de Allah.

(…así pues, el que espere el encuentro con su Señor que actúe con rectitud y que al adorar a su Señor no Le asocie nada...).

Sura de La caverna, 110.

 Si el hombre conoce a Allah surge una pregunta muy importante. Se pregunta: ¿Cómo llegaré a Él?

 Si te comento algo importantísimo sobre un rey me dirás: ¿Hay alguna manera que me pueda hacer llegar a él?

 Los nombres más bellos de Allah definen al Todopoderoso y el objetivo de este programa es cómo acercarnos a Allah, Todopoderoso, el cual tiene los nombres más bellos y las mejores cualidades. Este programa se integra con el programa anterior, Allah , Todopoderoso,es una identidad eterna. Sus nombres son los más bellos, y Sus cualidades son las mejores, la pregunta es: ¿Cómo puedo llegar a Él? ¿Qué medios hay para acelerar el acceso a Él?

(…y me adelanté a Tu encuentro, Señor, buscando Tu Complacencia).

Sura de Taha.

El buen acto que agrada a Allah es el que se realiza pura y correctamente:

 Por lo tanto, este programa se deriva de la siguiente aleya:

(Di: No soy más que un ser humano como vosotros, me ha sido inspirado que vuestro Dios es un Dios Único…).

 Encontrarse con Él en la vida de este mundo, reunirse con Él en el Yanna (el paraíso), en el Más Allá….

(…así pues, el que espere el encuentro con su Señor que actúe con rectitud y que al adorar q su Señor no Le asocie nada...).

 A partir de ese aleya surge el título de este programa " Los caminos, señales de aceptación",

 

(…así pues, el que espere el encuentro con su Señor que actúe con rectitud y que al adorar q su Señor no Le asocie nada...).

 Así pues, cuando Allah, Todopoderoso, dijo:

(¡Señor! Muéveme a agradecerte la merced con la que has favorecido a mí al igual que a mis padres y que actúe con una rectitud que sea de tu beneplácito…).

Sura de Las hormigas, 19.

 Los eruditos musulmanes dijeron: la acción buena, la que agrada a Allah, Todopoderoso, es la que es pura y correcta. Será pura siempre que el hombre la realiza buscando complacer a Allah, y será correcta si está realizada según la Sunna.

El buen comportamiento es el mejor de entre las buenas acciones:

 Queridos hermanos, el buen comportamiento es el mejor de entre las buenas acciones. El Profeta –que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- aunque es el mejor entre toda la creación, el más querido por Allah y por los hijos de Adán, recibió la Revelación, realizó milagros y fue dotado de elocuencia, cuando Allah quiso elogiarle, le calificó por tener buen carácter, Allah dijo:

(Y estás hecho de un carácter magnánimo).

Sura del Qalam.

 A partir de aquí el Profeta –que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- resumió todo su comportamiento cuando él mismo dijo:

“Y en verdad fui enviado como maestro”.

(Narrado por Al Hariz de Abdullah Ibn Amr Ibn Al Aas).

“Y en verdad fui enviado para completar el buen comportamiento”.

[Narrado por Malik a través de Malik].

El coraje y la generosidad son parte de los valores inherentes a los árabes antes del Islam:

 La frase " para completar el buen comportamiento" es real, porque el coraje y la generosidad eran valores inherentes a esta nación antes del Islam. Dijo – la paz y las bendiciones de Allah sean con él-:

“Y en verdad fui enviado como maestro”.

“Y en verdad fui enviado para completar el buen comportamiento”.

 Algunos compañeros del Profeta–que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- preguntaron a Aisha: “Oh Madre de los creyentes, ¿Cómo era el comportamiento del Mensajero de Allah –la paz y las bendiciones de Allah sean con él?”. Ésta esposa fiel contestó: “El comportamiento del Mensajero de Allah – la paz y las bendiciones de Allah sean con él- era el Corán”, y luego dijo:

(Habrán triunfado los creyentes. Aquéllos que en su salat están presentes y se humillan, los que de la frivolidad se apartan, los que hacen efectivo la zakat y preservan sus parten privadas excepto con sus esposas o con lo que poseen sus diestras en cuyo caso no son censurables. Pero quien busque algo más allá de eso… Esos son los transgresores. Y aquéllos que con lo que se les confía y de sus compromisos son cumplidores. Y los que cumplen sus oraciones. Ellos son los herederos, que heredarán el Firdaus, donde serán inmortales).

Sura de Los creyentes.

 Ella dijo: “Así era el comportamiento del Mensajero de Allah – la paz y las bendiciones de Allah sean con él-".

Las cualidades del Profeta–que la paz y las bendiciones de Allah sean con él-:

1. Era muy humilde y dotado de la mejor amabilidad:

 Se dice que el Universo es un Corán en silencio, el Corán un Universo que habla y el Profeta– la paz y las bendiciones de Allah sean con él- un Corán andante, pues su comportamiento era el del Corán.

 El Profeta– la paz y las bendiciones de Allah sean con él- era un hombre con mucha humildad. En árabe se usa para designar su humildad la palabra “yam”, como cuando dices “un pozo yam”, esto quiere decir que tiene agua abundante, así su humildad y cortesía.

2. Solía saludar primero a quien encontraba, prestándole atención con todos sus sentidos:

 Solía ser el primero en saludar cuando se encontraba con alguien, con todos sus sentidos, fuera joven o viejo, y cuando saluda con la mano, no la retiraba hasta que no lo hiciera quien le saludaba.

 Hay gente que cuando quieren saludar lo hacen con los dedos no con toda la mano, con arrogancia, otros que no saludan en absoluto, y hay otros que sólo prestan buena atención al hombre importante.

 Sin embargo, a los aduladores, los hipócritas, el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con él- no les prestaba ninguna atención.

3. Daba la sadaqa en la mano pobre y nunca extendía las piernas cuando se sientaba:

 Cuando quería dar limosna lo hacía con sus manos en las manos del pobre para tranquilizar al corazón del pobre, y cuando quería sentarse en un lugar lo hacía en el último sitio.

 Hay muchas personas si no les invitan a sentarse en la primera fila se enfadan y dicen palabras duras como por ejemplo: " No saben cómo hay que respetar a la gente”.

  Y cuando quería sentarse en un lugar lo hacía en el último sitio, nunca extendía sus piernas cuando se sentaba excepto si padecía algo doloroso en ellas. Nunca se quejaba cuando ayudaba alguien en algo fuera conocido o no y se servía a sí mismo.

  A uno de sus compañeros se le cayó las riendas del camello, bajó del camello para recogerlas y otro le dijo: ¿Por qué no me dijiste que las recogiera por ti? Le contestó: el Mensajero de Allah –la paz y las bendiciones de Allah sean con él- me enseñó a no pedir a la gente. Siempre y cuando puedas hacer algo, házlo por ti mismo, esta es la humildad. Por eso el Mensajero de Allah – la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo:

“Quien recuerda mucho Allah estará libre de la hipocresía”.

[Narrado por Al Tabarani en su libro “Al Sagir” de Abu Huraira].

“Estará libre de la tacañería quien paga la zakt”.

[Narrado por Al Tabarani de Jabir bin Abdullah].

“Estará libre de la arrogancia quien realiza sus cosas por sí mismo”.

[Mencionado en el Azar].

4. Llevaba sus cosas él mismo:

 Iba al mercado y llevaba sus cosas, y decía: "Yo tengo que llevarlas". Este es el comportamiento del Profeta. Con ese tipo de comportamiento los compañeros del Mensajero de Allah llegaron hasta China y París. Si los compañeros del Mensajero de Allah entendiesen el Islam igual que lo entendemos nosotros no hubiera salido de la Meca. Decía: "Yo tengo que llevarlas".

Respondía a la invitación de los hombres libres y esclavos .Dijo:

“Si alguien me invita para comer patas cocidas aceptaré esa invitación”.

[Narrado por Al Bujari de Abu Huraira].

 La aceptaré aunque sea en Yamim (en el extremo de Medina).

5. Aceptaba la disculpa de quien le pedía perdón:

 Aceptaba la invitación del hombre libre, del esclavo y de los necesitados, y aceptaba la disculpa del que le pedía perdón. Solía decir:

“Si tu prójimo niega o pide el perdón por cometer algo malo contra ti, acéptalo, tengas razón o no”.

[Narrado por Al Hakim de Abu Hurairah].

El Profeta - la paz y las bendiciones de Allah sean con él-dijo:

“… acéptalo tengas razón o no”.

 Aceptaba la disculpa de quien le pedía perdón, remendaba su ropa y su zapato, trababa su animal de montura, y ayudaba a su mujer en casa.

 Hay muchos hombres que desdeñan ayudar su mujer en hacer los trabajos de la casa….

6. Comía con su sirviente y ayudaba al débil y al pobre:

 Solía comer con el sirviente, ayudar al débil y al pobre, y caminaba con humildad.

(Los siervos del Misericordioso son aquéllos que caminan por la tierra humildemente y que cuando los ignorantes les dirigen la palabra, dicen: Paz).

Sura del Furqan, 63.

7. Caminaba despacio y no hablaba si no era necesario:

 Caminaba con humildad y bajaba la mirada. Siempre se le veía triste…

 El hombre, si logra sus objetivos en esta vida no le importa los demás, al contrario, hay hombres que cuando les preguntas ¿Cómo estás? Dicen: “Juro por Allah que no tengo ningún problema, pero estoy dolorido por el sufrimiento que padecen los musulmanes”. Si no lloras por lo que sucede en los países musulmanes, las matanzas, el saqueo de riquezas, la agresión contra la privacidad… ¿Acaso no eres musulmán? ¿Acaso no son de tu nación? Caminaba en humildad y bajaba la mirada, siempre se le veía triste, y siempre pensaba en lo que pasaba a su alrededor. Sus palabras tenían mucho sentido, se apartaban de la frivolidad.

Allah dijo:

(Habrán triunfado los creyentes. Aquellos que en su salat están presentes y se humillan. Los que de la frivolidad se apartan).

 Guardaba silencio durante mucho tiempo, callaba largo tiempo y cuando hablaba, sus palabras superaban a las de los demás. Cuando hablaba lo hacía de forma muy concisa, sus palabras eran precisas, claras, bien expresadas, no mencionaba palabras innecesarias. Si el hombre considera sus palabras como parte de sus acciones controlaría su lengua.

“La creencia del musulmán no será correcta si su corazón no es sano, y su corazón no será sano hasta que se endereza su lengua”.

[Narrado por el Imam Ahmad de Anas bin Malik].

8. No despreciaba a nadie.

 De carácter dulce, se guardaba de la gente y tenía precaución de aquéllos que tenían maldad sin dejar de sonreír.

 Su carácter era dulce, no era injusto ni humillador, no despreciaba a nadie, no avergonzaba a nadie, engrandecía los favores, aunque fuera el hecho beber un un vaso de agua, no ponía a nadie en una situación crítica, exaltaba los favores de Allah aunque fueran pocos.

 Agradece a Allah cuando bebes un vaso de agua ya que hay quien no lo puede hacer. Agradece a Allah cuando comes con tu familia, ya que hay quien no lo puede hacer. Hay quien se alimenta del suero. Agradece a Allah porque puedes andar, ya que hay quien está en cama sin poder moverse.

 Exaltaba los favores de Allah aunque fueran pocos. No menospreciaba ninguno de ellos, hay muchas personas que desprecian ciertos alimentos; dicen malos comentarios, nunca menospreciaba un alimento ni su sabor, y no lo alababa.

9. La vida de este mundo no le causaba enfado ni le obsesionaba:

“Este mundo es un hogar torcido no recto, un lugar de tristeza no de alegría. Quien lo sabe bien no se alegrará por haber vivido una vida lujosa y no se entristecerá por haber vivido una vida mísera. Allah lo ha hecho un lugar para probar a la gente, y ha hecho la vida del Mas Allá un lugar de recompensa. Ha hecho de la prueba en esta vida una causa para recompensar la gente en la vida del Más Allá y ha hecho de la recompensa en el Más Allá una prueba en esta vida, así que Allah coge para dar y pone a prueba para recompensar”.

[Mencionado en “Kanz Al Ummal” de Ibn Umar].

 No le hacía enfadar esta vida con todo lo que hay en ella y no se enfada para sí mismo.

10. Cuando se enfadaba se giraba en otra dirección y cuando se sentía contento bajaba su mirada:

 Cuando se enfadaba se giraba en otra dirección. Hay gente que cuando se enfadan gritan, empujan la puerta, rompen utensilios, insultan a los demás. Sin embargo el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con él- cuando se enfadaba se giraba en otra dirección y cuando se sentía contento bajaba su mirada.

11. Reconciliaba a la gente y no separaba entre ellos:

 Hay gente que cuando visita su hermana, a pesar de estar satisfecha con su marido, le hace entrar la duda en su corazón. Sin embargo el Profeta – la paz y las bendiciones de Allah sean con él- reconciliaba a la gente, no creaba separación entre ellos, hacía que la gente se acercara a Allah y que no odiaran apegarse a la religión y honraba a los hombres honrados entre sus tribus.

 Adi bin Hatim quería visitar al Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con él- pensando que iba a encontrarse con un rey, y antes de llegar a su casa, vio a una mujer que estaba hablando con él buscando su ayuda en su necesidad, durante largo tiempo, en el camino, entonces Adi bin Hatim se dijo a sí mismo: “Juro por Allah, que esto no lo hace un rey” y cuando llegó a la casa del Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con él- entró en la casa. Dice Adi bin Hatim: “Me ofreció una almohada rellena de fibras y me dijo: “Siéntate sobre esto”, dije: “No tú”, me dijo: “No tú”, dice: Me senté, y el Mensajero de Allah se sentó en el suelo”.

12. Siempre preguntaba sobre sus compañeros:

 Se preocupaba de sus compañeros. Lo mínimo que debemos hacer es cuando un prójimo no asiste a una lección, que se realiza después de la salat del fayer, preguntar por él. El Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con él- solía preguntar sobre la gente para saber su situación. Hay personas que no tienen ningún problema si la gente sufre o no, no se preocupa por ella y hay otros que no tiene ningún problema pero se preocupan por la gente, de sus sustentos, de su salud y de sus problemas.

13. Alababa el bien y criticaba el mal:

 Debes alabar todo acto bueno, si un hombre de pocos ingresos pero, sin embargo, su comportamiento es elevado, es una persona recta, el comportamiento de los miembros de su familia es islámico, debes alabarle sea pobre o rico siempre que no falte de hacer sus obligaciones, sin violar los derechos de los demás. A veces, quieres a un hombre y a pesar de que éste cometa pecados graves, y a veces odias a un hombre y olvidas todas sus buenas obras. A este respecto hay un hafiz que decía:

“Ama a tu querido ligeramente, tal vez algún día podrá ser desagradable para ti y odia ligeramente a la persona desagradable ya que algún día ésta podrá ser una persona agradable para ti”.

[Narrado por Al Tirmidi de Abu Huraira].

14. No rechazaba el ayudar a alguien en su necesidad:

 El que se sentaba con él creía que era la persona más honrada por él. Toda persona que se encontraba con el Profeta creía que era la persona más cercana a él. Se sentaba con jóvenes y con adultos y daba a quien le pedía ayuda de la mejor manera.

15. Era una persona indulgente, de carácter fácil, y no insultaba:

 Era alegre, tolerante y clemente. Él no era grosero, áspero, ruidoso o mal hablado, no era gruñón ni una persona jocosa, y solía pasar por alto lo que no le gustaba. Era gracioso y nunca ha decepcionó a los que habían puesto su confianza en él.

 El Profeta - la paz y las bendiciones de Allah sean con él- nunca trató injustamente o criticado a nadie, el hecho de mencionar los defectos de los demás, como muchos hacen, no era parte de su conducta. No insultaba ni criticaba a nadie y sólo hablaba sobre lo que era beneficioso para los demás.

16 - Se reía de lo que les hacía reír a sus compañeros:

 Cuando el Profeta estaba con sus compañeros, solía reírse de todo lo que les hacía reír (a diferencia de algunas personas que mantienen el ceño fruncido, aunque sus amigos se ríen) y se extrañaba de lo que se les hacía extrañar y era tolerante con los hombres de carácter duro que no le conocían.

 En una ocasión un beduino le agarró por su ropa hasta el punto de que la causó un rasguño en su noble mejilla y le dijo:

“¡Oh Muhammad¡ dame de esta riqueza, puesto que esta riqueza no es tuya ni de tu padre.El Profeta dijo a sus compañeros: “Ha dicho la verdad, es la riqueza de Allah”, y luego envió a la persona en cargo (de hacienda) para darle algo de la reserva”.

 Nunca interrumpía al que le hablaba, ya que fue el oyente más amable.

 Si queremos hablar sobre su comportamiento no sería suficiente leer muchos libros y muchas jutbas durante años, sin embargo, Allah resumió esto en una aleya:

(Y estás hecho de un carácter magnánimo).

Sura del Cálamo, 4.

Con el buen comportamiento nos acercamos a Allah, Todopoderoso.

El buen comportamiento es el rango más elevado en el Islam y en la fe:

 Queridos hermanos, os he reunido algunos hadices sahih relacionados con el noble comportamiento. El Profeta -que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- dijo:

“El mejor entre los musulmanes es el que tiene el mejor carácter”.

[Narrado por Al Bazzar, de Anas bin Malik].

 Esto significa que la conducta más noble es el rango más alto en el Islam.

“El mejor entre los creyentes es el que tiene una conducta noble, y el más amable con su familia”.

[Narrado por Ibn Hibban, de Aisha , madre de los creyentes].

 El verdadero éxito es ser de buen comportamiento en su propia casa.

“El hombre que tiene la mejor fe entre los creyentes es aquel cuyo comportamiento es más excelente, y el mejor entre vosotros es el que trata mejor a su esposa”.

[Narrado por Abu Dawud y Al Tirmidi, de Abu Huraira].

“¿Quién es el más amado por Allah Todopoderoso? Dijo: El que tiene mejor carácter".

[Narrado por Al Tabarani, de Osama Bin Sharik].

El Islam en su totalidad es buen carácter:

 El creyente más cercano al Profeta es aquél cuyo carácter es excelente. La mejor cosa dada por el Creador es el buen carácter, la cosa más noble que tiene un gran peso en la balanza el Día de la Resurrección es el buen carácter y debes saber que Allah desprecia la tosquedad. El creyente, como ha sido descrito por el Profeta:

“Un creyente alcanzará por su buen carácter el nivel del ayunante que hace salat durante la noche”.

[Narrado por Abu Dawud, de Aisha].

“El hombre alcanzará por su buen carácter el grado más alto del Paraíso”.

[Narrado por Al Tabarani, de Anas Bin Malik].

 El buen carácter es, como dijo el Profeta –la paz y las bendiciones de Allah sean con él-:

“El buen carácter elimina los pecados como el fuego funde el hielo, y el mal carácter corrompe las obras como el vinagre corrompe la miel”.

[Narrado por Al Tabarani, de Abdallah Bin Abbas].

 Queridos hermanos, le preguntaron al Profeta, –la paz y las bendiciones de Allah sean con él-:

“¿Quién es el mejor entre los creyentes? Contestó: El que tiene el mejor carácter. Entonces le preguntaron: ¿Quién es el mejor de los creyentes. Contestó:" El que más recuerda la muerte y el que se prepara para ella antes de que le llegue, esos son los buenos”.

[Narrado por Ziadat Razeen, de Anas Bin Malik].

 Queridos hermanos, en los siguiente encuentros, si Allah quiere, hablaremos sobre las buenas obras que nos conducen a Allah, y sobre las características de las obras aceptadas por Allah, ya que esta serie tiene que ver con el título “Los caminos de la cercanía y las señales de aceptación”.

Y las alabanzas a Allah, Señor de los mundos.

 

Translation  : Abdo Al-Halabi
Edited by      : Tamara Amor