Febrero
20
1999
Explicación del hadiz sharif - Mezquita Al-Ahmadi- Lección (110-119): ayudar a los musulmanes 3 – Quien alivia, en la vida mundanal una situación crítica de un creyente
Última actualización:2013-09-05
Visitas:2426
Send To A Friend
Send copy to myself
* All Fields Required
Las alabanzas a Allah, Señor de los mundos; y la paz y las bendiciones de Allah sean sobre nuestro Profeta Muhammad, quien creyó en la promesa de Allah y es el digno de confianza. ¡Oh Allah! Sabemos solamente lo que tú nos has enseñado; eres el Omnisciente y el Sapientísimo, ¡Oh Allah! Enséñanos lo que nos sea útil, y ayúdanos a sacar provecho de lo que nos has enseñado; concédenos más sabiduría; revélanos la verdad, y ayúdanos a salvaguardarla; revélanos la maldad y ayúdanos a evitarla. Conviértenos en personas que apliquen lo mejor de Tus enseñanzas, y admítenos por tu misericordia en la compañía de tus nobles siervos.

 

¿Quién es el exitoso?

 Queridos hermanos, de Abu Huraira - que Al-lah esté complacido con él - que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo:

“Quien alivia una de las situaciones críticas de un creyente en esta vida mundanal, Al-lah le Aliviará de una difícil situación en el Día de la Resurrección.”

- Se ha mencionado en algunos hadices qudsi:

“¡Oh siervos míos! El bien está en mi mano y el mal también. Así pues, bienaventurado el que le he decretado que hiciera el bien y ¡ay de aquel al que le he decretado que la maldad ocurriera en su mano”

  Si quisieras saber tu nivel ante Al-lah, ve en que ámbito te ha puesto.

  ¿Te ha hecho una persona generosa que siempre das (a los necesitados) u otra que siempre coge de los demás? ¿Tus acciones tranquilizan a la gente o la quitan la seguridad? ¿El resultado de tus acciones es dar dinero a las gentes o extorsionarlas? ¿Tus acciones son para hacer el bien a la gente o para ofenderla?

  “…ay de aquel al que le he decretado que la maldad ocurriera en su mano”

Una historia conocida en muchos libros

  Se narra que un hombre estaba haciendo la circunvalación alrededor de la Kaba, diciendo: Señor, perdóname mi pecado, y no creo que lo hagas, mientras un hombre que estaba detrás de él escuchó lo que decía. Aquel hombre le dijo al suplicante: ¡Oh tú que intensa es tu desesperación de la misericordia de Al-lah! Dijo: Mi pecado es enorme. El hombre le preguntó al suplicante: ¿Qué pecado has cometido? A lo que éste contestó: Fui soldado en una cuartel en el que se tenía la responsabilidad de acabar con del desorden que sucedía en una de las ciudades del país, cuando llevamos a cabo con la misión, toda la ciudad cayó en nuestras manos, entré en una de las casas de aquella ciudad, y encontré que había un hombre, una mujer, y sus dos hijos; así pues maté al hombre, y le dije a su mujer: Dame todo lo que tienes, ella me dio todo lo que tenía y continuación maté a uno de sus dos hijos, y cuando me puse a matar al otro de sus hijos ella me dio un escudo dorado que me gusto. Al concentrarme en dicho escudo leí los dos versos poéticos que tenía inscritos y luego caí desmallado:

Cuando el gobernador y su corte oprimen, y el juez de esta vida juzga injustamente

Ay, ay, que El Juez del cielo (Dios), maldiga al juez de esta vida. .

  Queridos hermanos, os digo una vez más:

“¡Oh siervos míos! El bien está en mi mano y el mal también. Así pues, bienaventurado el que le he decretado que hiciera el bien y ¡ay de aquel al que le he decretado que la maldad ocurriera en su mano”

El destino de todo hombre que chantajea a las personas con la riqueza

  Bienaventurado sea el que da, y ay de aquel que toma. Bienaventurado sea el que tranquiliza a los demás y ay de aquel que provoca el temor entre la gente. Bienaventurado el que ayuda a la gente, y ay de aquel que chantajea a los demás con sus bienes. Al-lah Todopoderoso es Grandioso.

  Sé de un hombre que se enriqueció perjudicando a la gente, pues se dedicó a robar la riqueza ajena utilizando falsedades, así dicho hombre alcanzó a tener mucho poder, y acumuló grandes sumas de dinero, construyó una finca en el oeste de Damasco, más tarde vendieron la finca por cincuenta y ocho millones de libras.

  Una noche cuando estaba conduciendo su coche hacia la finca encontró enfrente de él que había un camión cargado de varillas de fierro, de repente se tuvo enfrenar justo donde había manchas de aceite sobre la carretera; por lo que el coche se deslizó y chocó contra las varillas de fierro que le contaron la cabeza empujándolo hasta el asiento de atrás. Más tarde su esposa se volvió loca, su hija murió, su hijo también, y la finca fue vendida. Al-lah le dio rienda suelta durante diez años, después le asestó un golpe mortal.

Tome esta lección a través de estas palabras

  Queridos hermanos, bienaventurado sea aquel que alivia a un creyente de una calamidad y por el contrario, ay de aquel que le provoca una desgracia.

  Los métodos de maltrato son muchísimos, uno de ellos puede ser a través del engaño, y así podrías utilizar la confianza que la gente te tiene. Por ejemplo si un médico que debe ser digno de confianza te dice que necesitas someterte a una cirugía sabiendo que la cirugía no es la solución, nadie sabrá la verdad excepto el médico y Al-lah.

  De la misma manera, el abogado debe ser digno de confianza, pues éste podrá decirte que ganaras tu caso y después de cobrarte quinientas mil libras durante ocho años lo pierdes.

  El abuso puede darse a través de muchas maneras; bien por el engaño o por la fuerza, o a través de otra manera o de una forma o de otra. Lo más importante es no construir tu gloria sobre las ruinas de los demás, no debes construir tu fortuna a costa de empobrecer a la gente, no debes construir tu seguridad a cambio de asustar a la gente, y no debes construir tu vida a cambio de causar la muerte a los demás.

“Quien alivia una de las situaciones críticas de un creyente en esta vida mundanal, Al-lah le Aliviará de una difícil situación en el Día de la Resurrección.”

Una medida precisa

  Queridos hermanos, hay una medida muy precisa: ¿Qué es lo que te hace feliz? Si lo que te hace feliz es siempre el agarrar, entonces estarás entre los que se aferran a los bajos deseos de esta vida; pero en cambio si lo que te hace feliz es el dar, entonces serás de los que anhelan la otra vida eterna.

  ¿Qué es lo que te hace feliz, hacer a los demás vivir felizmente o hacerles vivir sufriendo calamidades? ¿Hacerles vivir tranquilamente o hacerles vivir con dificultades?

  Hay gente, si no daña no podrá dormir pues no se siente tranquila; que si no perjudica a la gente no se siente cómoda. Su destino es funesto.

  Quiero decir que si Al-lah te Hace aliviarle una desgracia a un creyente, ayudarle, prestarle dinero, visitarle, consolarle, o llevarle al camino de Al-lah, entonces serás de las personas más felices.

Si quieres saber tu nivel ante Al-lah, observa el ámbito en que El te ha puesto.

  Queridos hermanos, os digo una vez más que si queréis saber vuestra postura ante Al-lah descubre entonces en que ámbito Él os ha puesto. Nunca olvidaré el día en que me invitaron a celebrar la apertura de una mezquita en As-Sabbura (un barrio a las afueras de Damasco), y el hombre que pagó la construcción de la mezquita invitó a todos los eruditos de Damasco; después de que todos los invitados almorzaron al saludarle vi su rostro tan luminoso como el sol; pues aquel hombre fue quien compro el terreno para construir la mezquita.

  Cuando salí de la mezquita al finalizar la celebración, vi una discoteca recién construida frente a esa mezquita. Una semana después de la inauguración de la discoteca el dueño murió. Hay una gran diferencia entre el hombre que construyó una mezquita, y aquel que construyó un club; pues Al-lah le dio al primero una vida larga y el segundo ha muerto.

  Pero ¿Qué es lo que se le queda? Sus acciones.

  Hay una gran diferencia entre dos personas que han muerto: Una que era cantante y la otra que era un recitador del Corán; las canciones del cantante contienen palabras de libertinaje, corrupción y hacen despertar a los bajos instintos humanos, estas canciones están emitidas en todas las emisoras del mundo árabe, y otra que era recitador del Corán, cuya recitación se emite en muchas emisoras del mundo.

  Un día asistí a una inauguración de una mezquita, el director de los asuntos islámicos de Damasco se sentó a mi lado, y le dije: Bienaventurado que eres, mientras usted inaugura una mezquita y designa al orador del sermón del viernes (jatib), en otros países hay quien inaugura un club nocturno y designa a una bailarina, hay una gran diferencia entre ambas obras.

Nunca lo olvides

  No olvides estas palabras: Si quisieras saber tu nivel ante Al-lah, ve en que ámbito te ha puesto.

  ¿Cuál es tu objetivo? Hay gente cuyo propósito de su trabajo es el asustar a la gente, y hay otra que cuyo objetivo de su trabajo es robarle a la gente sus bienes.

  No hay que olvidar que había en la tierra profetas, también había gente poderosa, los profetas reinaron en los corazones de la gente a través de sus comportamientos tan perfectos, mientras que los poderosos reinaron por sus fuerzas, así que tú ¿A quién sigues? O imitas el comportamiento de los profetas teniendo el arma de la perfección, y reinando en los corazones de la gente; o bien imitas y sigues a los poderosos a fin de oprimir a los demás.

Se trata de facilitar las cosas

“Quien facilita las cosas a un siervo de Al-lah que se encuentra en situación crítica, Al-lah le facilitará las cosas tanto en la vida de este mundo como en la otra”

“Que Al-lah le mantenga en Su misericordia al siervo que es tolerante cuando vende, tolerante cuando compra, tolerante cuando juzga y tolerante cuando es juzgado”

  “El creyente es tolerante y de buen carácter; se armoniza con los demás y es armonizado con ellos, y no se encuentra el bien en aquel que no se armoniza ni es armonizado por los demás”

  El creyente es sencillo, el creyente muestra complacencia fácilmente, el creyente perdona, y tolera.

“Quien facilita las cosas a un siervo de Al-lah que se encuentra en situación crítica, Al-lah le facilitará las cosas tanto en la vida de este mundo como en la otra”

Historia de un distribuidor de textiles

  Tal vez os comenté que la semana pasada visité a un comerciante textil en su tienda en la ciudad de Latakia, que me dijo: Cada vez que recuerdo ese hombre lloro. Le pregunté: ¿Qué es lo que te hizo? Me contestó: Ese comerciante llego a Latakia para cobrarme una deuda, y al pedirme que le pagara, le dije que no tengo esa cantidad de dinero pues mi situación económica es muy crítica, -yo conozco que dicho hombre es una persona muy pobre-, me dijo: Vienes desde Damasco, te invito a comer en mi casa ya que no tengo el coste de invitarte a un restaurante, aceptó mi invitación. El comerciante damasquino tiene una tienda en Al-jariqa (una zona mercantil en Damasco), y quien visitó a su cliente en su casa en Latakia, era una casa pequeña, por ser pobre, - si fuera un estafador emplearía el dinero de la gente para beneficiarse de ellos, y compraría una casa de lujo, cuando vio su situación, le dijo: Dame las letras de cambio, las cortó y después le dijo: Ven a Damasco para darte más mercancía… se fue a su tienda, tomó la mercancía que necesitaba, las vendió y pagó todas sus deudas, y después vivió en mejor situación que antes.

  Me dijo: Aquel hombre es quien me provoca felicidad y el éxito (todo con permiso de Al-lah), porque me sostuvo durante mucho tiempo, y facilitó las situaciones que padecía.

Este es el héroe

  Quien vela (oculta los defectos) de un musulmán Al-lah le velará (sus defectos) en este mundo y en el Más Allá

  Es muy fácil exponer los defectos de la gente, pero es algo muy valioso velarlos. Es muy fácil velar una noche con otras personas contando un cuento muy divertido y extraño para poder llamar la atención a los demás, pero lo que habías hecho es escandalizar a una persona, habías terminado con el humor de un ser humano, en cambio es muy difícil contar historias de obras brillantes.

  Al-lah Todopoderoso Es El Perdonador, y el creyente podría imitar en algo los atributos perfectos de Al-lah para ser tolerante con la gente puesto que el creyente cubre (los defectos de la gente).

  Francamente hablando, los musulmanes exhiben los defectos de unos con los otros; se revelan los problemas que ocurren dentro de la familia ante los demás, y no se consideran secretos (cosa que es un error). Unas de las características de una mujer creyente es: No revelar los secretos, no se abstiene de responder a su marido cuando le llama para hacer el acto sexual, será fiel, y cubre los defectos de su marido y es quien da a luz a sus hijos.

¿Quiénes son las personas más felices?

  Al-lah ayude a Su siervo siempre y cuando éste ayuda a su prójimo.

  Son palabras precisas, o bien ayudas a la gente o bien padecerás preocupaciones y dolores.

  Es bien sabido que la persona que ayuda a los demás prestando su servicio con mucho ánimo, es la más feliz entre las demás; si quieres ser el ser humano más feliz provoca la felicidad entre la gente, deja de ser una persona egoísta y estate al servicio de las creaturas por amor al Creador, siente en las preocupaciones de los musulmanes, preocúpate de los demás y Al-lah Todopoderoso te ayudará en tus asuntos mundanos.

  Cuando la gente hace esto Al-lah la ayuda a cumplir sus necesidades mientras están haciendo sus oraciones en las mezquitas.

  Al-lah Ama a Su siervo que lleva alivio de las calamidades de los musulmanes.

Una historia ejemplar

  Me comentaron una historia sobre un comerciante en Al-Asrunía (una zona comercial en Damasco) –que Al-lah lo Mantenga en Su misericordia- vivió ochenta años, y que murió en la noche del Qadr leyendo Corán, tenía dos hermanos que eran pobres, por lo que distribuyó sus bienes durante su vida entre sus tres hermanos, ayudó a todos su familiares a casarse y les compró casa a cada uno de ellos. Ocupó una posición tan alta entre sus familiares, parecía un rey pues ayudaba a todos sus familiares en todo.

  Oí unas historias increíbles acerca de esa persona ¿Qué felicidad es esta?

Una de estas historias es la siguiente:

  Uno de sus trabajadores le dijo de una manera inteligente: Señor ¿Te molesta si alquilo una tienda para trabajar independientemente? Le dijo: ¡claro que no hijo! Le dije: Bueno es la tercer tienda cerca de aquí, me la ofrecen a cambio de noventa mil liras y solo tengo diez mil, necesito ochenta mil. Le dio el dinero y le vendió mercancías para poder trabajar y se convirtió en un competidor de su jefe.

  Aquel hombre del que os comenté su historia vivió como un rey, toda la familia le respetaba, nadie de sus familiares se atrevía a desobedecerle, porque él vivía al servicio de los demás.

  Dijeron que cuando invitaba a los trabajadores a comer no comía con ellos para que se sintieran más tranquilos, y para que no se avergüencen, y cuando terminaban de comer comía él. Era una persona muy modesta, vivió ochenta años, y murió en la noche del Qadr leyendo el Corán.

  Al-lah Ayude a Su siervo siempre y cuando éste ayude a su prójimo.

  Al-lah nos Ama si nosotros nos amamos los unos a los otros, pero si nos envidiamos, odiamos y competimos en el mal, entonces Él no nos amará.

Sigue el siguiente camino

  Quien sigue un camino de la búsqueda del conocimiento (islámico) – Al-lah le facilitará el camino al paraíso.

  O sea, como cuando un hombre va a una mezquita para aprender el Islam, donde no se ofrece té, y a veces donde ni siquiera hay una alfombra, y asiste únicamente para escuchar una lección.

  Cuando sales de tu casa dirigiendo hacia una mezquita, esto es el camino para el paraíso.

 

El significado del sosiego y la misericordia

“No se reuniera un grupo de gente en una de las casas de Al-lah (en una mezquita) recitando el Libro de Al-lah y estudiándolo entre ellos sin que el sosiego no descendiera sobre ellos, la misericordia y los ángeles que les rodea y Al-lah los recuerda ante los que estén con Él”.

  ! Que palabras tan dulces! El sosiego es felicidad, Al-lah Todopoderoso ha dicho:

“…Al-lah hizo descender sobre él Su sosiego, le ayudó con ejércitos que no veíais e hizo que la palabra de los que se negaban a creer fuera la más baja; puesto que la Palabra de Al-lah es la más alta. Al-lah es Irresistible y Sabio”

Sura del Arrepentimiento: 40

  La misericordia significa aquí “ayudar” cuando hay bienestar psicológico, cuando se encuentra el bien entre tus manos, cuando los ángeles te recuerdan, y cuando Al-lah Todopoderoso te Recuerda, entonces Al-lah pone tu mención en un lugar elevado.

  No existe sobre la tierra una persona tan honrada como el Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él. Cuando el ser humano conoce a Al-lah, Él Eleva su mención, Al-lah Todopoderoso Ha Dicho:

“¿Acaso no te hemos abierto el pecho? Y te hemos librado de la carga que pesaba sobre tu espalda, y hemos puesto tu mención en un lugar elevado? Porque es cierto que junto a la dificultad hay facilitad. Sí, junto a la dificultad hay facilidad…”

Sura ¿No te hemos abierto?: 1-6

¿Qué linaje es aceptable en la religión de Al-lah?

“Quien no hace buenas obras, su descendencia no le beneficiará en nada”

Narrado por Muslim en su sajij, por Abu Daud y por At-tirmidhi

  La descendencia es muy importante en nuestra vida, es como una corona en la cabeza del creyente. Si perteneces a la familia del Profeta siendo tú una persona recta y creyente te respetamos; pero si por el contrario perteneces a la familia del Profeta Mujammad que la paz y bendiciones sean sobre él, siendo tú una persona que no tiene fe en Al-lah ni es piadosa entonces serías como Abu Lajab, Al-lah Todopoderoso Ha Dicho:

“¡Qué se pierdan las manos de Abu Lahab! Y perdido está”

Sura de La fibra.

  La descendencia que pertenece a la familia del Profeta no tiene valor si la persona no tiene fe.

El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo:

“Salman es de nosotros, de la familia del Profeta”

Y Al-lah Ha Dicho:

“¡Qué se pierdan las manos de Abu Lahab! Y perdido está”

Sura de La fibra,

el tío del Profeta:

“Se abrasará en un fuego inflamado”

Sura de La fibra: 3

  Cuando los compañeros del Profeta mencionaban a Bilal Al-Jabashi, decían: Cuando recordábamos a Abu Bakr As-siddiq decíamos: es nuestro maestro que liberó a nuestro Señor, (refiriéndose a Bilal).

  Y Umar un gigante del Islam, el Jalifa de los musulmanes, se fue a recibir a Bilal a los límites de Madina.

  Cuando Abu Bakr As-Sidiq compró a Bilal de su amo opresor, puso su mano bajo el brazo de Bilal y después dijo: Este es mi hermano de verdad.

Así es la sunnah

  Juro por Al-lah, oh queridos hermanos que el siguiente hadiz es muy preciso:

“Quien alivia una calamidad a un creyente de las calamidades de esta vida mundanal, Al-lah le aliviará una desgracia de las del Día del Levantamiento, quien facilita las cosas a un servidor de Al-lah que se encuentra en situación crítica, Al-lah le facilitará las cosas tanto en la vida de este mundo como en la otra y Al-lah ayuda a Su siervo siempre y cuando éste ayuda a su prójimo.

Quien siga un camino en la búsqueda del conocimiento (islámico), Al-lah le facilitará el camino al paraíso. No se reunirá un grupo de gente en una de las casas de Al-lah (en una mezquita) recitando el Libro de Al-lah y estudiándolo entre ellos sin que el sosiego no descendiera sobre ellos, la misericordia y los ángeles les rodean y Al-lah los recuerda ante los que estén con Él. Quien no hace buenas obras, su descendencia no le beneficiará en nada”.

Narrado por Muslim en su sajij, por Abu Daud y por At-tirmidhi

  Esta es la sunna del Profeta, así que cada creyente debe saber practicarla por el dicho de Al-lah Todopoderoso:

“…Y lo que os da el Mensajero tomadlo, pero lo que os prohíba dejadlo…”

Sura de La Concentración: 7

¿Cómo podríamos ordenar o prohibir algo si no sabemos Su sunnah?

  El presente tema trata de aliviar las desgracias de los creyentes, de ayudar a los necesitados, de no develar los defectos de los musulmanes.

  El tema trata de buscar el conocimiento islámico, de estudiar el Libro de Al-lah Todopoderoso y de no confiar solo en la descendencia ni de ninguna persona, sino de confiarse como resultado de rectitud y a sus acciones frente a Al-lah.

Súplica y conclusión

  En el nombre de Al-lah El Misericordioso El Compasivo

  Las alabanzas a Al-lah, Señor de los mundos, y la paz y las bendiciones de Al-lah sean sobre nuestro Profeta Mujammad, quien creyó en la promesa de Al-lah y es el digno de confianza.

Alabado sea Al-lah el Señor de los mundos

Translation  : Abdo Al-Halabi
Edited by      : Pável Laguna